viernes, 17 de mayo de 2013

CARTUJA DE AULA DEI







La Cartuja de Aula Dei de Zaragoza obtuvo el permiso fundacional en 1563 con el favor y patrocinio de Hernando de Aragón, arzobispo de Zaragoza y nieto de los Reyes Católicos.
En 1563 se estableció una pequeña comunidad de 9 cartujos en la torre llamada de Don Juan de Alagón, que contaba con un oratorio.
Don Hernando de Aragón encargó los planos del nuevo cenobio a los maestros Martín de Mileza y Miguel de Riglos.
El arzobispo colocó la primera piedra el 29 de febrero de 1564 y su construcción duró unos 10 años. La casa sufrió un pequeño incendio y comenzó a habitarse a finales de 1567 sin haberse concluido las obras.
En 1809 la aplicación del decreto napoleónico de supresión de conventos convirtió Aula Dei en un cuartel.
En 1814 la comunidad regresó a Aula Dei
El edificio fue desamortizado en 1835 pasando a propiedad privada y los cartujos lo abandonaron.
EN 1903 volvió la comunidad cartujana a Aula Dei.
Las rígidas normas de la orden de San Bruno prohíbian la entrada de mujeres a sus recintos monásticos.
La presión ciudadana hizo posible la firma de un convenio (19 de enero de 1998) que solucionó parcialmente el conflicto. Permitió el acceso de las mujeres, a través de un pasadizo, durante doce días al año (el último sábado de cada mes), en horario muy restringido.
La reina Doña Sofía fue la primera mujer en acceder al recinto sin bula papal; lo hizo a través de la puerta principal del monasterio, por deferencia de los monjes, el 11 de noviembre de 1998.
Anteriormente sólo tres mujeres habían visitado la cartuja, todas ellas con bula papal;
La infanta Isabel, en 1913
La restauradora Teresa Grasa en 1978
La secretaria judicial Inés Lafuente en 1995
Actualmente los cartujos ya no cuidan de este recinto y es una comunidad francesa la que se hace
cargo del mantenimiento y ya es posible la visita a ciertas dependencias de la cartuja,incluidas
las mujeres.
Las pinturas murales que visten su iglesia, dedicadas a la vida de la Virgen, son uno de los mejores y más desconocidos conjuntos artísticos creados por Francisco de Goya.

2 comentarios:

Anaximandro dijo...

Buenas capturas, sobre todo esas difíciles fotos de interiores.
Una visita obligada para todos los que vivimos en Zaragoza, después de tantos años de estar cerrada al público.
Un abrazo.

Amaya dijo...

¡Qué sitio más hermoso! Como dice Anaximandro, tantos años cerrada son muchos...
Un saludo